Llegando a casa

Sin comentarios

20100906_en_casa

Lunes en la mañana.  Fuimos al juzgado, bien temprano.  Luego de esperar un rato, pasamos a hablar con la jueza.  Era una señora muy amorosa.  nos preguntó de ti.  Mamita le contó que te fuimos a conocer; que habíamos pasado los últimos días juntos en la Casa Belén.  Que te habíamos dado tu papa y te habíamos mudado.  Yo estaba muy nervioso y ansioso.

Fue muy emocionante cuando la jueza nos dijo que te lleváramos a casa, para pasar unas fiestas en familia.

Ese mismo día te fuimos a buscar a la Casa Belén y te trajimos a nuestra casa.

El viaje fue diferente.  Pusimos una sillita que nos prestó la hermana de tu madrina Nelly.  Manejé con más cuidado que nunca.

En el camino, pasamos a una farmacia a comprar pañales y leche.

Llegamos a casa, y fueron abuelos, tíos y primos a conocerte.  Todo el mundo estaba feliz y emocionado, como papá y mamá.

Más tarde, todos se fueron y nos quedamos, por fin, los tres solos.

Fue nuestra primera noche todos juntos en casa!!!

Mamá y yo casi no dormimos.  Te instalamos en tu cunita y te vigilamos toda la noche.

Te mudábamos y dábamos papa cada tres horas!!

Desde día, tu casa reluce con un brillo especial.

Te quiero mucho, mucho, mucho…

Papá

Segundo día

Sin comentarios

DSCN3732

El viernes salimos muy temprano.  Después de pasar por el trabajo, nos fuimos a la Casa Belén, para estar contigo.  Andabas muy bonito.  Mamá estuvo contigo todo el día, acompañándote, dándote tus papas y cuidándote.

Tomamos muchas fotos para poder tener estos hermosos recuerdos del comienzo de nuestra historia.

Todavía no podía creer lo que estaba viviendo.

Te amo VicenteOctavio.

Papá

La mejor noticia del mundo

Sin comentarios

20100903_primeras_fotos_02

Ese jueves estaba en el trabajo, como todos los días.  Cerca de las 10:00 sonó mi teléfono.  Era Fernando Pizarro, el sicólogo de la Fundación San José.  Después de saludarme, me preguntó «Estás sentado?»…

En ese momento supe que habías llegado!!!  Me puse a llorar, y me fui a contarle a tu mamita.  En mi trabajo, todos se pusieron muy contentos, me abrazaron, me saludaron, me ayudaron en todo lo que necesité.

Tu mamá estaba trabajando en el colegio.  Cuando le conté, se puso muy contenta.  Los dos lloramos abrazados, por un largo rato.  En su colegio, todas sus compañeras y amigos nos felicitaron.  Estaban todos muy contentos y contaron la noticia en la Sala de Profesores.  Fue un momento muy emocionante.

En ese instante, todo el mundo se puso feliz con nosotros.

Ese día te fuimos a conocer a la Casa Belén, a las 13:30 horas.

Llegamos muy nerviosos, y felices, y emocionados…

Esperamos en una sala muy bonita, donde había una cuna, un sillón y un par de muebles más.  Todo pensado y preparado para nuestro encuentro.

Nos recibió Fernando, quien junto a unas tías de la Casa Belén, nos contaron de ti.  Nos hablaron de cómo eras, de qué cosas te gustan, de tus rutinas.  Luego, nos dejaron solos y Fernando te fue a buscar.

Fueron minutos preciosos, eternos, llenos de ansiedad y nerviosismo.  Hasta que de pronto llegaste!!!!  Venías en brazos de Fernando… levantaste tu cabecita, me miraste con los dos ojitos bien abiertos…  Y FUI EL HOMBRE MÁS FELIZ DEL MUNDO…

Te tomé en brazos, te abracé con todo el amor que tenía, te miré por un largo rato, me abracé con mamita mientras llorábamos de emoción ante esta hermosa criatura que estábamos conociendo.

Hijo, te queremos mucho… mucho… mucho.

Papá